"Educar su libertad, es educar su responsabilidad”.
Sólo puede premiarse o sancionarse, lo que se ha realizado libremente. ¿Premiarías a tu hijo o a tu hija por crecer? o ¿los castigarías porque necesitan gafas?.
Es importante dar a este valor un sentido de compromiso y debe asumirse libremente.

Responsables de clase

 
Delegada de clase: Ylenia
Subdelegado: Claudia
Jefes de grupo: Luismi, Darío, Sonia, Daira y Aarón
De las faltas: Naiala
De los recados: Eric
De la fecha: Juanmi
Del pasillo: Ismael, MÁngel y Lucía
Del panel: Sergio
De la biblioteca: Estrella R y Estrella T
De la Puerta: Natanael
Del reparto: Jesús y Yanira
De la luz y cortinas: Indhira
De la pizarra: Raúl
Del medio ambiente: Atenea

 

 

Normas de Aula

Elegidas el 05 de diciembre de 2017

 

  De pequeños, nuestros hijos eran libres de cumplir ciertas normas: podían comer con las manos, bajarse los pantalones, tirarse pedos... Pero cuando se hacen mayores estas reacciones nos parecen los primeros síntomas de un niño malcriado. Es el momento de aprender algunas reglas.

 

  Nos entra la prisa y queremos que respete todas las normas de una vez, o no hacemos nada y seguimos riéndole los pedos hasta los diez años, cuando ya la cosa tendrá difícil solución. Ninguno de estos dos extremos es bueno.

 

  El ejemplo es nuestra arma más valiosa. Los niños entienden lo que decimos, pero, sobre todo, aprenden de lo que hacemos. Si somos educados ellos también lo serán.

 

 

Alumnado destacado

 

  "...Educar en positivo es convertir la tarea educativa en acciones encaminadas al desarrollo de hábitos buenos y no sólo a la penalización de malas actitudes...."

 

  Para educar en positivo:

 

 Coherencia.  No podemos regañarle por algo que hacemos nosotros mismos. Es contraproducente y se sentirá desconcertado.

  Repetición. Responder siempre de la misma manera, con la misma estructura si es posible; le ayudará a reconocer e interiorizar nuestras normas.

  Responsabilidad. Debemos enseñarle a asumir las consecuencias de sus actos.

  Aplaude las buenas acciones y actitudes de tu hijo o tu hija.

  Hazle ver lo agradable que es convivir cuando se actúa con corrección y cómo las normas establecidas ayudan a esta convivencia.

 Cuando castigues, evita el mal humor excesivo, las malas palabras o gestos. Procura mantener la calma. Los momentos de crispación no son os mejores para tomar decisiones.

  Permite que tu hijo o hija se de cuenta de que también cometes errores y de que éstos son una nueva oportunidad para aprender y cambiar lo que esté mal.

  Enséñale a valorar el esfuerzo y la satisfacción de hacer las cosas bien, aunque nos haya costado.

  Acompaña tu autoridad de cariño y afectividad.

 

 

Trabajos, poesías, dibujos, etc

 

Ylenia Guerrero Vargas

 

  Dibujo de la familia realizado el pasado jueves de octubre dentro de la actividad: "relaciones de parentesco".

 

 

 

 

 

 

 

 

      

© agila webmaster v1.7.1.8. Todos los derechos reservados