El programa ALDEA de educación ambiental para la comunidad educativa, desarrollado por la Consejería de Educación y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, pretende promover el desarrollo integrado de iniciativas de educación para la conservación de los recursos naturales y la promoción del desarrollo sostenible en el ámbito de la comunidad educativa andaluza, al objeto de contribuir a una sociedad más proambiental, justa y solidaria.

Curso 2017/2018

 

  Actualmente, en la sociedad en la que vivimos, generalmente urbana y muy alejada de todo lo que huela a campo, es complicado que un chico vea crecer alguna hierba o sepa distinguir un rosal de una tomatera.


  No basta con que ‘saquemos’ un día a los chicos al campo, a pasear, ni que celebremos regalando arbolitos el día del árbol o que veamos montones de imágenes de un huerto. Estas actividades, siendo muy loables, al fin y al cabo, acaban siendo consideradas como actividades de convivencia, pero no como actividades medioambientales. La idea es que el chico se relacione directamente, y día a día, con el medio ambiente.


  Nuestras necesidades alimenticias se cubren en su totalidad con las hortalizas que llegan a los mercados y plazas. Nuestra forma de vivir ha experimentado modificaciones que se han sucedido con inusitada rapidez y, hoy en día, los escolares y la mayoría de los habitantes de la ciudad desconocemos la procedencia de los recursos imprescindibles para nuestra alimentación, y tampoco valoramos socialmente el trabajo agrícola.


  Para llenar el vacío del desconocimiento por parte de los escolares sobre los productos de la huerta, el Centro Safa de Cádiz retoma este curso la actividad educativa del Huerto Escolar.


  Esta actividad, además de constituir una aproximación a la naturaleza desde el propio Centro, permite que los chicos y chicas conozcan las diferentes especies hortícolas y su cultivo y valoren el trabajo agrícola.

  OBJETIVOS:

 

  Aprender a reconocer y a cultivar las plantas hortícolas.

  Conocer y respetar el medio ambiente.

  Aprender a trabajar en equipo.

  Valorar la importancia del agua para las plantas.

  Apreciar la conveniencia de su ahorro.

  Poder experimentar sobre el compostaje.

 

  DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO:

 

  D. Ignacio Linares, profesor del tercer Ciclo de Primaria y Coordinador de Medio Ambiente del centro, es el encargado de llevar a cabo con los pequeños y pequeñas las actividades del Huerto Escolar: el plantado según la época, el riego, la recolección, etc

 

.  En pequeños grupos, durante este tiempo, los niños y niñas, se sienten más cerca de la naturaleza, aprenden a conocer las funciones del sol, del agua, las lluvias… reconocen las plantas comestibles de las ornamentales, pero, además, aprenden que cada verdura que toman, conlleva un gran esfuerzo.


  Esta actividad, no tiene por qué ser exclusiva del colegio, también en casa, podríamos aprovechar un trocito de tierra o unas macetas del balcón para que nuestros chicos y chicas aprendan sobre las plantas.

 

 

(foto)

 

 

 

      

© agila webmaster v1.7.1.8. Todos los derechos reservados